Así llegan los 4 equipos de la Final Four

0

Vamos con el análisis de los 4 finalistas.

El Real Madrid, a por la ‘Undécima’ en casa de Pablo Laso

El Real Madrid, vigente campeón y equipo más laureado del torneo con 10 títulos, buscará este fin de semana en casa de Pablo Laso, en el Fernando Buesa Arena de Vitoria, la que sería su ‘Undécima’ Copa de Europa, en las últimas décadas con el nombre de Euroliga.

Al equipo blanco le espera en su séptima Final a Cuatro en las nueve últimas ediciones, la sexta de las últimas siete, un camino parecido a su exitosa edición de 2018, cuando superó en semifinales al CSKA, precisamente su rival este viernes en la segunda semifinal.

Lo hará después de ser tercero en la temporada regular y eliminar por la vía rápida en cuartos a un Panathinaikos griego que no le ganó ningún partido en esa penúltima ronda.

Una destacada trayectoria a la altura de una buena temporada en los que los de Pablo Laso han ganado la Supercopa, están líderes en la Liga Endesa a falta de dos jornadas y cayeron en la polémica final de la Copa del Rey frente al FC Barcelona.

Aumenta aún más el optimismos del equipo blanco sus antecedentes en citas importantes en Vitoria, donde ha ganado todas las finales que ha jugado: tres Copas del Rey (1967, 1971 y 2017), 2 Supercopas (2013 y 2014) y 2 Ligas en el cuarto (2018) y quinto partido (2005).

Aunque lo que más confianza puede dar a los blancos es la excelente trayectoria en las ocho temporadas de Laso, su título de 2018 y larga plantilla con jugadores muy importantes.

No está Luka Doncic pero el ‘Facu’ Campazzo ha cogido su rol al lado de un Sergio Llull ya recuperado de la lesión sufrida en el tramo final del curso.

Rudy Fernández ha recuperado un buen nivel, Jeffery Taylor y Jaycee Carroll siempre amenazan y una rotación interior como la que conforman Eddy Tavares, Anthony Randolph, Gustavo Ayón, Trey Thomkins y el eterno Felipe Reyes no la tienen otros equipos.

Las bajas humanizan al Fenerbahce, líder de la liga regular

Las bajas humanizan al líder de la liga regular, el Fenerbahce Dogus, en la Final Four 2019 de Vitoria en la que buscarán su segundo título a las órdenes de Zeljko Obradovic, quien podría sumar su décimo trofeo continental.

Será la quinta participación consecutiva de los otomanos en una fase final europea, sólo superados por el CSKA de Moscú con siete, pero lo harán con un equipo muy mermado en el que el francés Joffrey Lauvernge y el italiano Luigi Datome serán bajas seguras.

El líder de la primera fase también llegará a la capital vasca con las dudas del checo Jan Vesely y el serbio Nikola Kalinic, que dejan al transalpino Nicolo Melli como única baza de garantías en el juego interior de una escuadra que sólo ha perdido cinco encuentros, precisamente tres de ellos contra sus tres rivales en esta Final a Cuatro.

El Fenerbahce llega a Vitoria tras superar por 3-1 al Zalgiris de Kaunas en la eliminatoria previa a esta fase y uno de sus potenciales los tendrá en el banquillo donde el serbio Zeljko Obradovic acaparará todas las miradas en su decimoctava Final Four a la que ha llegado con seis equipos diferentes como Partizan, Joventut, Real Madrid, Benetton Treviso, Panathinaikos y el propio conjunto turco, y la ha ganado con todos ellos menos con el plantel italiano.

La experiencia podría jugar un papel importante en el equipo del entrenador balcánico, pues nueve jugadores levantaron la Copa hace dos temporadas en su casa, entre los que sobresale el griego Kostas Sloukas, que tiene la oportunidad de ganar su cuarta Copa de Europa. EFE

El CSKA Moscú, con el ‘Chacho’ tocado, primer rival del Madrid

El CSKA, con Sergio ‘Chacho’ Rodríguez ‘tocado’ en un tobillo lesionado la semana pasada, será el primer rival del Real Madrid en la búsqueda de la ‘Undécima’ del equipo blanco este fin de semana en el Fernando Buesa Arena de Vitoria.

Aunque el Madrid es el club más laureado de la competición, se mide el viernes a un casi igual, ya que el CSKA es el segundo equipo con más títulos del torneo.

Si bien la victoria blanca de la temporada pasada en Belgrado, con triunfo incluido sobre los rusos en semifinales, aumentó la distancia a tres títulos sobre un rival que suma siete.

El CSKA, que encadena 16 presencias en las últimas 17 finales a cuatro, llega a Vitoria como verdugo del equipo local, el Baskonia, al que las lesiones les asolaron en el camino hacia una cita que debería haber sido de reconocimiento a su trayectoria.

Pero la exigencia física que el puso el conjunto moscovita fue muy alta y, además, apareció Nando de Colo para decidir una eliminatoria en la que no se le esperaba al nivel de su excelente carrera, visto lo que iba de temporada.

El Baskonia logró el hito de ganar una vez en Moscú, pero claudicó en Vitoria.

De Colo y Cory Higgins serán los encargados de dinamitar una canasta blanca alrededor de la cual está por ver si los ‘bajitos’ pero rocosos Will Clyburn, Kyle Hines y Othello Hunter pueden dar respuesta al imponente Edy Tavares, el mexicano Gustavo Ayón y Anthony Randolph, las otras piezas interiores claves del Madrid.

El Chacho, sobre todo en ataque, y Daniel Hackett, Nikita Kurbanov y Andrey Vorontsevich, estos más en defensa, tratarán de ayudar a sus compañeros a tomarse la revancha de 2018 en Belgrado.

Un 83-92 en el que solo Hines pudo dar respuesta a una gran actuación coral blanca liderada por Luka Doncic, Llull, Ayón y Trey Thomkins. El viernes, el pívot ‘enano’ del CSKA necesitará más ayuda.

El Efes debuta en la Final Four de la Euroliga con serias aspiraciones

  El Anadolu Efes debutará en la Final Four de la Euroliga con serias aspiraciones después de apear al Barcelona Lassa en el quinto partido de la eliminatoria previa de la fase final que se disputará en Vitoria entre el 17 y el 19 de mayo.

El conjunto turco sacó su primer billete para participar en esta competición aunque ya estuvo presente en tres ocasiones en la Final a Cuatr, la última ocasión hace 18 años, aunque es el único participante que nunca ha logrado un título de esta competición.

El cambio del plantel otomano ha sido radical y ha vivido un ascenso meteórico de la temporada pasada, en la que fue el colista de liga, a la actual, en la que concluyó en cuarta posición.

Los nueve fichajes del pasado verano cambiaron por completo la fisonomía de una escuadra que apostó por mantener a su entrenador, Ergin Ataman, y fichar a estrellas de la talla del estadounidense Shane Larkin, el serbio Vasilije Micic, o los franceses Rodrigue Beaubois y Adrien Moerman.

Sin embargo, el equipo es muy inexperto en estas lides, pues solo dos jugadores, Vasilije Micic, que lo hizo la temporada pasada con Zalgiris de Kaunas, y Bryant Dunston, que participó en 2015 con Olympiacos, han jugado algún partido de Final Four.

Los turcos han tenido una puesta en escena muy regular durante todo el curso, pero incluso mejoraron sus prestaciones en los “playoffs”, cuando fueron los más valorados de los ocho participantes y el segundo equipo más reboteador.

Los de Ataman basan su juego en la creatividad de su batería exterior, en el acierto de tres puntos, que es su mejor arma, y en la fortaleza física e intimidación de pívots como el alemán Tibor Pleiss y Bryant Dunston, líder del vestuario del Anadolu.

El técnico turco regresa a una Final Four 16 años después, ya que fue en 2003 cuando llevó al Montepaschi de Siena a la fase final celebrada en Barcelona. Antes ya estuvo precisamente con el Efes en el 2000 antes de que se creara la nueva Euroliga.

El preparador de Estambul puede convertirse en el tercer entrenador en ganar la Eurocopa y la Euroliga después de Dusan Ivkovic y David Blatt. EFE

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here