Arbitraje sospechoso contra Baskonia (CRONICA)

0
Boulevard – 15 años

El Baskonia rozó el triunfo en Estambul ante el Fenerbahce, pero su irregular segunda mitad le condenó a la derrota ante los hombres que dirige Zeljko Obradovic (79-74).

La irregularidad y un arbitraje sospechoso. Sobre todo en la señalización de faltas.

Las protestas de Obradovic en el tercer cuarto surgieron efecto en el trío arbitral.

El serbio Marko Guduric con 18 puntos, la mayoría de ellos el primera mitad, y el estadounidense Brad Wanamaker, 24 puntos de valoración, lideraron el juego de la plantilla turca, que dominó el rebote con contundencia.

El georgiano Tornike Shengelia, con 22 puntos de valoración, fue el mejor jugador del Baskonia, que echó en falta un mayor acierto en el tiro exterior.

El envite comenzó con un intercambio de canastas de calidad en el que el punto negativo para el equipo español fueron las dos faltas consecutivas de Patricio Garino y de Ilimane Diop, ante un activo Jason Thompson, que hizo mucho daño en la pintura.

Con el movimiento de los banquillos, Zeljko Obradovic introdujo a sus hombres titulares, que con veloces transiciones comenzaron a ampliar la distancia, 18-12, ante los errores azulgranas desde el triple.

Los baskonistas leyeron los cambios defensivos del plantel otomano y con un parcial de 0-10 tomaron la iniciativa en el marcador, 18-22, tras un triple de Janis Timma que cerró el primer asalto.

Los vitorianos subieron el nivel defensivo en el segundo periodo y lograron ampliar la diferencia hasta los ocho puntos, 21-29, lo que obligó al técnico local a meter en la pista a dos “cincos”, Jan Vesely y Jason Thompson, que aportaron mayor presencia física en la zona del Fenerbahce.

El plantel de Pedro Martínez aguantó las embestidas turcas, se mantuvo por delante con pequeñas distancias y consiguió que los gualdinegros no voltearan el resultado al descanso, 36-38.

Marko Guduric puso por delante a su equipo con un triple en el arranque del tercer acto, tras una primera mitad en la que el Fenerbahce cometió sólo cuatro faltas personales.

A pesar de todo, el Baskonia recuperó el mando, subió el ritmo y comenzó a forzar faltas a su rival, lo que le permitió sumar desde el tiro libre, aunque un triple de Nicolo Melli volvió a dar ventaja a los otomanos, 50-49 (min. 25).

El encuentro se detuvo tras una mala caída de James Nunnally al convertir un mate. Tuvo que ser evacuado en camilla, en una desafortunada acción para el alero estadounidense.

Esta acción no afectó al cuadro local, que propinó un parcial de 5-0 al conjunto vasco para culminar el tercer capítulo por encima, 63-59.

El acierto exterior y la superioridad en el rebote permitieron al Fenerbahce comandar el partido y alcanzar una importante distancia de nueve puntos, 70-61, a 7:40 del final, tras acumular un 12-2.

A esto se sumó que el Baskonia entró en bonus por faltas personales, una situación de la que se aprovechó la escuadra otomana para sumar desde el tiro libre y conseguir diez puntos de diferencia, 73-63.

Los azulgranas continuaron creyendo en sus posibilidades y devolvieron el parcial con dos triples de Johannes Voigtmann y Janis Timma que apretaron el electrónico, 75-73 a 2:37 del final.

La pelea de los baskonistas estuvo a punto de dar sus frutos, pero el francés Rodrigue Beaubois no pudo anotar tras una buena recuperación de balón y el Fenerbahce se hizo con el triunfo por 79-74.

– Ficha técnica:

79 – Fenerbahce Dogus (18+18+27+16): Muhammed (3), Mahmutoglu (-), Guduric (18), Melli (9) y Thompson (12) -cinco inicial-, Nunnally (5), Datome (-), Sloukas (4), Vesely (9), Wanamaker (16), Duverioglu (-) y Guler (3).

74 – Baskonia (22+16+21+15): Huertas (2), Janning (10), Garino (2), Shengelia (15) y Poirier (6) -cinco inicial-, Granger (7), Beaubois (4), Voigtmann (11), Kevin Jones (4), Timma (10), Diop (-) y Vildoza (3).

Árbitros: Sasa Pukl (Eslovenia), Sreten Radovic (Croacia) y Jakub Zamojski (Polonia). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada de la Euroliga disputado en el Ulker Sports and Event Hall de Estambul ante 11.392 espectadores. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria del presidente del Limoges, Frederic Forte.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here