Roglic arrasa en la crono y con la carrera casi sentenciada. ¡Landa casi OUT!

0
Motorgorbea – VERANO 18

Mikel Landa lo tiene muy complicado. Casi le espera un milagro. Pero confiamos en el alavés. Todo puede ser.

CRONICA:

Por Ramón Orosa  (EFE).- El corredor esloveno Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo) arrasó como se esperaba este miércoles en la cuarta etapa de la Itzulia 2018 (Vuelta al País Vasco), una contrarreloj de 19,4 kms. prácticamente llanos, y se colocó como nuevo líder dejando casi sentenciada la carrera vasca.

Roglic completó el recorrido de casi 20 kms. en un tiempo de 22 minutos y 26 segundos y una ventaja de 42 segundos sobre el anterior líder, el francés Julian Alaphilippe (Quick-Step), vencedor de las dos primeras etapas, hoy octavo en meta y ahora segundo en la general a 34 segundos del exsaltador de esquí esloveno.

Segundo en esta cuarta etapa fue el neozelandés Patrick Bevin (BMC), primero durante buena parte de la jornada con 22:35, a 9 de Roglic, y tercero el bielorruso excampeón del mundo de la especialidad Vasil Kiryienka (Sky), a 11 segundos del ganador.

En la clasificación general completa el podio el belga Bauke Mollena (Trek-Segafredo), que hizo una gran etapa pero queda muy lejos del líder, a 1:33.

Los tres corredores vascos que seguían en la general a los dos primeros tras la tercera etapa, Gorka Izagirre (Bahrein), Mikel Landa (Movistar) y Peio Bilbao (Astana), los tres primeros españoles, cayeron a la quinta, séptima y octava posiciones. Donde, por ese orden, quedan a 1:42, 1:51 y 1:57 del líder.

Curiosamente, no acabó entre los mejores el francés Remi Cavagna (Quick-Step), el mejor a mitad de recorrido con 11:01, 18 segundos menos que Roglic.

Que el líder del Lotto NL-Jumbo tenga la carrera ya sentenciada puede parecer un pronóstico arriesgado, pero desde luego es lo que se puede barruntar tras lo que va de carrera.

Roglic fue el corredor que puso el infernal ritmo en la ‘trampa’ de Elkano previa al ataque de Alaphilippe que reventó la prueba ya el primer día, el único que aguantó los zarpazos del francés esa etapa y el que le discutió el triunfo en la segunda jornada. Entonces ya con Gorka Izagirre y Mikel Landa, dos de los damnificados de hoy, junto a ellos.

Además su manera entrar en la curva de meta, casi dejando rueda, dejó clara su ambición en la carrera y su determinación en la búsqueda del triunfo final.

Alaphilippe, por su parte, aguantó el tirón en una jornada en la que no se esperaba mucho de él y sigue siendo la gran alternativa al esloveno ante la posibilidad de seguir acumulando segundos en bonificaciones en dos etapas finales favorables a su estilo.

Por detrás, la pelea parece más por el tercer peldaño del podio que por el maillot amarillo final. Además de Mollema, han presentado su candidatura a acabar entre los tres primeros los Bora-Hansgrohe Patrick Konrad y Emanuel Buchmann.

El austríaco y el alemán han sido hoy duodécimo y decimoctavo, a 46 y 58 segundos de Roglic, y quedan en la general cuarto y sexto, a 1:36 y 1:48 del nuevo líder.

Completan la decena de primeros clasificados en la general Nairo Quintana (Movistar) y el pequeño de los Izagirre, a 2:08 y 2:11 respectivamente. Poco más de medio minuto de desventaja en relación al tercer clasificado.

En la etapa de hoy gran protagonismo del Sky, con cuatro corredores entre los siete primeros: Kiryienka tercero, Jonathan Castroviejo cuarto, a 14 segundos del ganador; Michael Kwiatkowski, quinto a 20; y David de la Cruz séptimo a 37. Este último es su primer hombre en la general, pero ya a 2:16 del líder.

De actuaciones de equipo es precisamente de donde le pueden surgir los problemas en las dos duras jornadas que quedan a Roglic, que deberá cuidarse del Bahrein, Movistar y Bora, las tres escuadras que tiene a dos corredores entre los diez primeros.

El Movistar nada menos que a Landa y Quintana, a quienes se espera ya al ataque mañana en una quinta etapa de esta 58 Itzulia, que recupera las ‘trampas’ que tanto caracterizan a la carrera vasca y que fueron protagonistas decisivas los dos primeros días.

Será una jornada de 164,7 kilómetros entre Vitoria y Eibar con tres altos puntuables en los últimos 70. El primero, el Alto de Elosua (2ª; km.105), ya exigirá a los corredores con sus 7 kms. al 7,9 por ciento de desnivel y una rampa inicial al 12.

Aunque la pelea de verdad se debería dar en los dos siguientes, ambos con tramos verticales, prácticamente encadenados y cerca de la meta. El primero de ellos el de Endoia (2ª; km.135), con tramos cercanos al 13, el 15 y el 17 por ciento en los primeros 2,2 de sus 5,3 kms. al 7: y el último el de Azurki (1ª, a 20 de meta), con varias rampas al 15 en sus 5,7 kms. al 8 por ciento. EFE

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here