LAS PALMAS: Las playas y la ciudad histórica

0
Motorgorbea – VERANO 18

LAS PLAYAS.

Las Palmas de Gran Canaria. El mar y la arena -las playas, en definitiva- son parte fundamental de nuestro paisaje urbano. Las playas son para los palmenses lugares de descanso, canchas de deportes y salones de juego. Una prolongación de la propia casa. (Información y fotos Ayuntamiento)

Las Canteras

Es la ‘joya de la corona’ de Las Palmas de Gran Canaria. Ubicada en el norte de la ciudad, la singularidad de esta playa de arena dorada reside fundamentalmente en su ‘barra’, un arrecife calcáreo de más de 100.000 años de antigüedad.

La barra recorre buena parte de los 3.100 metros de longitud de la playa en paralelo a la orilla y a una distancia de 200 metros, por lo que constituye un rompeolas natural y proporciona unas aguas siempre calmas, aunque hay una zona de fuerte oleaje que es aprovechada para practicar surf y boogie.

La temperatura media anual es de 21º, mientras el agua se mantiene en torno a los 20º. Además, posee un ecosistema único, con diferentes hábitats y abundante riqueza piscícola. Es la playa urbana más importante del Archipiélago y posee desde junio de 2004 el certificado UNE-EN ISO 14001, concedido por AENOR. Este certificado garantiza que todos los servicios y trabajos que se realizan en la playa se realizan en el más absoluto respeto al medio ambiente. Sólo lo poseen en España las playas de La Concha -en San Sebastián- y La Victoria -en Cádiz-.

La calidad de la playa y de sus servicios ya se venía reconociendo año tras año, ininterrumpidamente, desde 1989, con la bandera azul de la Unión Europea, garantía de que las aguas, la limpieza, medios de vigilancia, salvamento y socorrismo de la playa son óptimos.

Entre sus servicios cuenta con abundante mobiliario urbano; accesos para minusválidos; balnearios; 13 sectores de hamacas y sombrillas para alquiler, disponibles entre las 9.00 y las 17.00 horas; así como varias zonas de aparcamientos. Está bien conectada mediante transporte público y durante todo el año se organizan actividades de ocio y esparcimiento.

Las Alcaravaneras

La playa de las Alcaravaneras, de casi un kilómetro de extensión por 85 de ancho medio, es de fina arena dorada y aguas tranquilas. Situada junto al puerto deportivo y dentro de las aguas del Puerto de la Luz, soporta un alto grado de ocupación por tratarse de una playa ubicada en una de las zonas más populosas de la ciudad. Está bordeada por un paseo marítimo y limita a ambos lados con dos de los clubes náuticos de Las Palmas de Gran Canaria. Sobre ella se despliega una enorme actividad deportiva y la tranquilidad de sus aguas permite el desarrollo de distintas modalidades de deportes náuticos. Posee balneario, pero se abre al público sólo durante los meses de verano. Alberga en el pasillo inferior del Paseo diversos locales, ocupados por clubes deportivos y asociaciones vecinales.

30801-2

San Cristóbal

Situada en la salida sur de la ciudad, la playa de San Cristóbal está enclavada en el barrio marinero del mismo nombre. Es una pequeña playa de callaos y piedra de aproximadamente 300 metros de longitud. Limita por un extremo con el Castillo de San Cristóbal y, por el otro, con el muelle pesquero del barrio. Es muy utilizada por surferos.

La Laja

De 1.200 metros de longitud, se halla en la entrada sur de la ciudad y orientada al nacimiento del sol. De fina arena gris, durante la última década del siglo pasado, el Ministerio de Medio Ambiente realizó una actuación de regeneración en ella, construyendo un dique sumergido y aportándole arena de fondos marinos próximos. Soporta un oleaje moderado y sus corrientes entrañan peligro, por lo que la precaución en el baño debe ser siempre máxima. Cuenta con servicio de salvamento y socorrismo durante los meses estivales. Permite la práctica de todo tipo de deportes, actividades en la arena y especialmente la pesca y el surf.

El Confital

La playa de El Confital está situada en la península de La Isleta y es la prolongación natural de Las Canteras. La franja litoral que abarca es de varios kilómetros, aunque la zona habitualmente utilizada para el baño es de aproximadamente dos kilómetros de extensión. Está formada por tableros de roca con una franja de arena gruesa al final de los mismos, es admirada por la limpieza de sus aguas, la perfección de sus olas, la belleza de sus rocas y acantilados

La Ciudad histórica

 

historica-1

La visita a los barrios históricos de Las Palmas de Gran Canaria debe iniciarse por la Plaza de Santa Ana, a muy pocos metros del campamento fundacional, situado donde hoy se levanta la Ermita de San Antonio Abad.

En Santa Ana el paseante se encuentra con las Casas Consistoriales, el Palacio Episcopal, la Casa Regental y la Catedral -de interior gótico y exterior neoclásico- en cuyo flanco izquierdo se ubica el patio de los Naranjos, antesala al Museo de Arte Sacro.

A poca distancia, en la trasera de la Catedral, se encuentra la Casa-Museo Colón, que rememora el paso del almirante por la urbe en su primer viaje a América. De la Plaza del Pilar Nuevo, a la que da la portada principal y más espectacular de la Casa Colón, se llega a la calle de Los Balcones -oficialmente de León y Joven- donde se levantó el primer teatro de la Isla y cuyos palacetes con bellos patios canarios están en la actualidad ocupados por despachos de profesionales.

historica-2

A mitad de la calle, en el número 11, se halla el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM), un centro de exposiciones que quiere servir de plataforma para el arte que se realiza en los continentes americano, europeo y africano. En el CAMM recalan las vanguardias de proyección internacional.

Cerca de Santa Ana, en al calle Doctor Chil, se encuentran la iglesia del antiguo convento de San Agustín -actual sede de la Audiencia- la iglesia gótica de San Francisco de Borja, el Seminario Diocesano y el Museo Canario, la más amplia e importante colección de restos arqueológicos pertenecientes a la población prehistórica de Gran Canaria.

Siguiendo la calle del Museo, a pocos metros, se llega a la ermita del Espíritu Santo y a su pilar. A su alrededor no pueden dejar de observarse los magníficos ejemplos de arquitectura canaria que representan las casas de los Casabuena, la del Castillo, la de los Quintanas y los Llarena.

En el otro margen del barranco Guiniguada -hoy enterrado bajo la carretera que une la capital con su circunvalación y el centro de la Isla- se encuentra el barrio de Triana, surgido poco después de la fundación de La Palmas de Gran Canaria. Desde la ribera de Vegueta se alinean la Plaza de Hurtado Mendoza -o de las Ranas- la Biblioteca Insular, el centro de ocio el Monopol -que conserva la fachada histórica- y el Teatro Pérez Galdós.

historica-3

Desde ‘las Ranas’ hay dos opciones de recorrido: acercarse a la Alameda de Colón, presidida por la Iglesia de San Francisco y abierta hacia el imponente edificio del Gabinete Literario y la plaza de Cairasco; o desde la Biblioteca Insular, bajar por la calle Peregrina, llegar a la de Cano -en cuyo número 6 está la Casa-Museo del autor grancanario Pérez Galdós- y desembocar en Triana.

La calle Triana, el área comercial por excelencia de Las Palmas de Gran Canaria, y la que da nombre a todo el barrio, ofrece múltiples muestras de la arquitectura histórica de la ciudad, destacando las edificaciones modernitas.

La ruta termina en el parque San Telmo, donde destacan sus kioscos, especialmente el modernista, y la ermita, cuyos cimientos datan de 1694

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here