El campus solidiario de Rubén Sobrino… ¡Un ídolo local!

0
Motorgorbea Julio

Rubén Sobrino ya tiene su campus en su localidad de Daimiel (Ciudad Real). Los 73 participantes (chicos y chicas) han disfrutado de lo lindo con la presencia del futbolista de Primera división. La experiencia acaba hoy.

Los chavales no se pudieron resistir y abrazaron con enorme cariño al que hoy por hoy es el espejo en el que se miran los futuros futbolistas de Daimiel. Un cariño que Rubén Sobrino correspondió con la mejor de su sonrisa “es muy importante recordar que uno ha pasado antes por ahí”.

Baskonia Abonados

Todo comenzó esta semana con la recepción de los participantes por parte del alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, el concejal de Deportes, Román Ortega, y por supuesto los coordinadores del Campus, Santos García-Moreno “Santi” y Francisco García-Madrid “Paco Madrid” así como por los cuatro monitores, José Carlos Díaz del Campo, Carlos Infantes “Domin”, Fernando García-Moreno y Javier González del Campo. El alcalde destacaba “la proyección que esta campus puede dar a Daimiel aunque lo importante es que los chavales aprendan valores y disfruten durante estos días”.

La primera de las sorpresas de este primer día de campus fue la presencia de Carlos Villar y Fernando Romero, dos futbolistas daimieleños, que en su último año de edad cadete han triunfado en sus respectivos equipos UD Levante y Albacete Balompié.

Ambos han participado en los rondos y ejercicios con los diversos grupos dispuestos por los monitores y han podido contar su experiencia a chicos y chicas que, como ellos, están empezando a jugar en la Escuela de Fútbol Municipal o en el CD El Carmen.

Apoteosis con Rubén Sobrino
Pero el momento álgido se produjo con la llegada del jugador del Alavés, Rubén Sobrino, que no podía faltar a la cita del primer día del Campus que lleva su nombre. La emoción se ha apoderado sobre todo de los más pequeños que no han podido resistirse en abrazar al que hoy por hoy es el ídolo de los jugadores daimieleños.

Rubén, dentro de la humildad que siempre está presente en sus actos, ha correspondido con una gran sonrisa y no ha dudado en ningún momento en participar en ejercicios y rondos con todos los grupos para satisfacción de los chavales. El delantero daimieleño reconocía que “para mí es un orgullo poder organizar un campus en mi pueblo, donde nací y crecí como futbolista” y afirmaba que “mi intención es que tenga continuidad y que cada año sea mejor para todos los participantes”.

Sobrino desvelaba que “voy a tratar de venir todos los días y jugar todos los días con ellos, para enseñarles lo que yo también he ido aprendiendo”. Además el viernes, día de la clausura del campus, atenderá a todas las preguntas que le hagan los chicos y chicas que están participando en el campus.

Campus con fin solidario
Otra cuestión que Rubén Sobrino ha querido destacar es que parte de lo obtenido en el Campus lo va a destinar a Cocemfe. El jugador indicaba al respecto que “tengo un hermano con una discapacidad y Cocemfe siempre se ha portado muy bien con mi familia”.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here