Un Baskonia en horas bajas visita el infierno turco

0
Obradovic

(EFE).- Un Baskonia en horas bajas visitará este viernes el infierno turco del Fenerbahce Dogus, en la decimosexta jornada de la Euroliga, con la intención de revertir la mala racha de resultados.

Los azulgranas acumulan cuatro derrotas en los cinco últimos partidos y atraviesan un mal momento de juego agravado por los problemas físicos de varios de sus jugadores.

Tras caer este miércoles en Liga Endesa ante el Real Madrid, el equipo de Pedro Martínez debe recuperarse con rapidez para medirse a uno de los mejores equipos del campeonato que defiende el título de Campeón de Europa.

En el choque de ida, el equipo dirigido por Zeljko Obradovic venció en el Buesa Arena por 69-83, a pesar de un buen comienzo de los locales que vieron cómo los turcos le daban la vuelta a una diferencia de diez puntos.

Como el Baskonia, el Fenerbahce también llega a este encuentro con un racha negativa al haber logrado un triunfo en los cuatro últimos encuentros disputados en la competición continental.

Los gualdinegros han caído en sus dos últimos choques en su feudo ante el Real Madrid y el Zalgiris, lo que les ha hecho bajar hasta la quinta plaza con nueve triunfos y seis derrotas.

Los baskonistas deberán prestar atención al trío formado por el checo Jan Vesely, que promedia 14,1 puntos; Brad Wanamaker, con 13,7; y el italiano Luigi Datome con 11,7, pero sin descuidar al griego Kostas Sloukas, que marca el ritmo durante varias fases de los encuentros.

Obradovic no podrá contar con Nikola Kalinic, mientras que Pedro Martínez mantendrá la duda de Janis Timma hasta última hora, además de tener las ausencias conocidas de Rinalds Malmanis y Jordan McRae.

A pesar de todos los condicionantes, la historia marca una gran igualdad cuando ambas escuadras se miden en Estambul, donde se han visto las caras en diez ocasiones, con cinco triunfos para cada equipo.

De hecho, el Baskonia consiguió arrancar un triunfo el año pasado por un ajustado 74-79 con un gran actuación del base Shane Larkin. EFE

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here